Ofrecidos en redes sociales: rescatan más de 30 perros de raza que eran vendidos por hasta $350.000

Hacinados, en condiciones precarias y sin los cuidados necesarios, más de 30 perros de raza fueron hallados en varios criaderos clandestinos a raíz de denuncias de vecinos. Las estructuras ilegales funcionaban en diferentes domicilios porteños y se logró desarticuladas. Los perros eran comercializados por entre $300.000 y $350.000 en redes sociales.

Se trata de dos casos que surgieron a partir de denuncias vecinales. En el primero ellos, la organización tenía criaderos en Villa Crespo y en Mataderos. Allí se encontraban 18 cachorros de la raza shiba inu en diferentes espacios dentro de las viviendas. También se encontraron perros adultos utilizados para procrear.

Rescatan 18 perros y clausuran dos criaderos ilegales en Mataderos y Villa Crespo

Tras dos allanamientos simultáneos, realizados por efectivos de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (Ufema), a cargo del fiscal Carlos Rolero Santurián, se rescató a todos los ejemplares. También fue secuestrada una gran cantidad de dinero en moneda estadounidense.

En uno de los domicilios había ocho perros y en el otro, diez. En ambos casos los veterinarios de la Ufema determinaron que los animales estaban en malas condiciones higiénico-ambientales, en espacios muy sucios, rodeados de materia fecal y orina. Además, eran mantenidos en jaulas y en recintos con espacio limitado para sus desplazamientos.

Los perros de la raza shiba inu fueron rescatados de dos criaderos de Mataderos y Villa CrespoCaptura

Las denuncias vecinales fueron comprobadas por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, que coordinó los allanamientos solicitados y luego admitidos por el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 23.

El funcionamiento de criaderos de animales está de por sí prohibido en la ciudad. Pero además Rolero Santurián imputó a las dos responsables de los lugares debido a que los animales eran objetos de actos de crueldad, al ser las hembras puestas a parir y estar sometidas a una explotación sistemática permanente. En los lugares tampoco se contemplaban las otras condiciones necesarias para el bienestar animal.

Al menos 18 perros de la raza shiba inu vivían en condiciones insalubres, hacinados y sin los cuidados necesariosCaptura

Los perros fueron entregados en custodia judicial a la ONG Callejero Casa Quiere, para luego ser entregados en adopción responsable. Los dos criaderos quedaron clausurados de manera inmediata y preventiva.

De los allanamientos participaron la División Delitos Ambientales y de la División Conductas Contravencionales y de Faltas de la Policía de la Ciudad, la División Canes, la Dirección General de Control Ambiental, y la Gerencia de Sanidad Animal y Mascotas de la Agencia de Protección Animal.

En otro de los casos se rescataron 11 perros de las razas dachshund y chihuahua, que eran explotados en un criadero clandestino también ubicado en Mataderos. En el inmueble de la avenida General Paz al 11.800 se hallaron canes con poco tiempo de vida, como así también adultos preparados para cruzas que luego serían comercializadas.

Un agente del Ministerio Público Fiscal rescata a un perro chihuahua que vivía en condiciones insalubres en el criadero ilegal

Como parte de la investigación se detectó que otros dos domicilios de Parque Chacabuco eran utilizados como punto de encuentro de entrega de los perros vendidos. Según las publicaciones detectadas en las redes sociales y en páginas de compraventa, el precio de los ejemplares rondaba entre $300.000 y $350.000. La mayoría de los animales presentaban serios problemas de salud, como bajo peso, deshidratación y algunos de ellos infectados con parvovirus.

Un pequeño cachoro de la raza dachshund, que entra en apenas una mano, es rescatado por uno de los agentes

Asimismo, en el inmueble donde funcionaba el criadero se detectaron olores nauseabundos y excrementos líquidos.

La Ufema dispuso la entrega de los perros a la ONG denunciante para su estabilización y la urgente internación de los cachorros, además de la realización de controles exhaustivos y urgentes en veterinarias al resto de los canes.

Finalmente, el fiscal imputó a la responsable del criadero por actos de crueldad y maltrato animal.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias

Noticias
Relacionadas