Ansiedad y dólar: por qué este año creció la cantidad de argentinos que veranean en el Caribe

Desde hace varios años que en Argentina se maneja un alto nivel de ansiedad anticipatoria para definir las vacaciones de verano en el exterior. Más que ganas de playa, o un estado mental alterado, esta pulsión de consumo sale del bolsillo.

Es la necesidad irrefrenable de querer congelar, cuanto antes, el precio de los pasajes y la estadía, frente a un dólar que no se toma un break.

Pero ahora somos campeones del mundo en turistas ansiosos. Levantamos la Copa de la anticipación.

La premura por «ganarle a la devaluación», que permitió reservar a un tipo de cambio oficial de $ 369 y no a $ 846, hace que en el Caribe se intensifique el “efecto Miami”. Las playas de Punta Cana y Cancún están llenas de argentinos que descansan sobre camastros que pagaron mucho antes del dólar tarjeta de hoy.

La clave es la oferta all inclusive de México y República Dominicana, que hace que una vez que la pulserita del resort está en la muñeca, se pueda disfrutar sin convertir. Y a un nivel 5 estrellas.

“En nuestra base de datos, en promedio los argentinos reservaban 90 días antes del viaje -parecido a los chilenos y muy diferente a los uruguayos que, sin fluctuaciones cambiarias ni impositivas, compran 60 días antes-, pero esta vez se anticiparon 6 meses«, dice a Clarín Héctor Álvarez, director comercial en Argentina y toda Latinoamérica de la cadena de hoteles Iberostar.

Esa firma española -de las de mayor presencia en propiedades caribeñas- vendió a huéspedes argentinos toda la temporada de enero y febrero en agosto, post PASO, y septiembre. «En octubre, antes de las elecciones, ya les vendimos para marzo, abril y mayo”, marca Álvarez.

Para nuestro verano 2024 las reservas en todos los Iberostar de México y Dominicana aumentaron 35% respecto a la misma época de 2023.

En todas las cadenas de capitales europeos, en este furor anticipatorio gana Punta Cana, con el 45% de las reservas, seguido de Cancún, con el 30%.

“Por supuesto que después llegó la caída de las reservas, en noviembre, diciembre y ahora, muy marcada. Pero más que por el dólar, con este alto nivel de ocupación, diría que bajó así porque en Argentina ya reservaron antes de tiempo todos los que podían reservar”, remarca Alvarez.

Desde la primera línea de la paradisíaca playa de Bávaro, coincide Mario Viazzo, director de ventas y marketing de Palladium Hotel Group. «En septiembre, octubre y noviembre hubo un incremento de ventas anticipadas. En el Hotel Grand Palladium Punta Cana crecimos un 25% tanto en ingresos como en reservas respecto a 2023. En la Riviera Maya, mantuvimos el nivel de reservas».

Punta Cana, el destino más visitado de República Dominicana. Foto ShutterstockPunta Cana, el destino más visitado de República Dominicana. Foto ShutterstockA la vez, Viazzo dice que «en Argentina las ventas tuvieron una desaceleración después del 11 de diciembre, sin embargo, desde enero ya estamos recuperando los niveles de reservas previos a la asunción presidencial, para viajar todo el año«.

Los operadores turísticos que hablaron con Clarín coinciden en que estos destinos compiten con los all inclusive de Brasil -a los que muchos habitués del Caribe se vienen animado desde el verano anterior, por ser un 20% más económicos-, pero ganan la pulseada de turistas argentinos no gasoleros.

Es que se quedaron con los argentinos que podían pensar en pagar los aéreos y la cabina con balcón en algunos de los cruceros que salen desde Miami, pero no les dio el presupuesto. También absorbieron del público argento que hubiese apostado a recorrer los parques de Disney.

Dominicana se elige más que México por varios motivos.

Además de que Punta Cana y Bayahibe -por clima, hotelería y atención- tienen una excelente imagen en este país, son destinos más baratos que Cancún y la Riviera Maya (desde Puerto Morelos, hasta Tulum, con Playa del Carmen en el medio).

Aunque el nivel sea el mismo para los huéspedes, la industria hotelera mexicana -en sueldos, comida y valor de los insumos- es mucho más costosa que la dominicana.

Otro motivo es la altísima conectividad con Dominicana.

Aerolíneas Argentinas mantiene 5 vuelos semanales a Punta Cana. Y antes del incidente de Alaska Air, el 6 de enero, que obligó a Copa Airlines a sacar de circulación a 21 Boeing 737 MAX 9 para chequear el fuselaje, esta aerolínea tenía 8 vuelos hacia Dominicana, con escala en Panamá.

Además, desde Dominicana se puede embarcar all inclusive por todo el Caribe.

«En comparación con la temporada pasada, creció un 20% la demanda por parte de turistas argentinos», dicen a este diario desde Costa Cruceros.

Más del 50% lo compró en paquetes armados en agencias de viaje. Sin los aéreos, las tarifas suelen rondar los 470 dolares por persona (más tasas e impuestos). La disponibilidad de cabinas ya está agotada para febrero y marzo.

La libertad de que todo esté incluido

Para marzo, que no es temporada baja en estos destinos, en promedio la habitación doble arranca en 150 dólares por persona en un all inclusive de Punta Cana, mientras que la misma categoría salta a 210 dólares en Cancún. Igual que en enero y febrero.

Ante la caída de reservas después del pico de agosto y septiembre, que hoy -describen los operadores- «están por el piso», podría pensarse que la tarifa, si se quiere comprar ahora, también debería bajar.

En el Caribe no funciona así. Los costos los determina el nivel de ocupación.

«Que las reservas desde Argentina hoy estén paralizadas no influye en ese mercado internacional, en el que se siguen llenando habitaciones con turistas de la región, y otros países (mayoría europeos y estadounidenses)», cierra Álvarez.

Pico y caída del Caribe

Carlos Nuñez, director ejecutivo del Foro Argentino de Consultores & Empresas de Viajes (FACVE), dice a Clarín que, como pasa con los que van a Miami, «la mayoría de los vuelos al Caribe van llenos de argentinos», pero que eso es así porque «son pasajes vendidos hace más de 6 meses».

El movimiento de reservas en la actualidad, dice Nuñez, sólo es hacia Brasil: Río de Janeiro, Buzios, Natal, Florianópolis y Maceio. Ni al Caribe ni a Miami.

«Más allá de que se registra el movimiento de argentinos que viajan al exterior, hacia adelante vemos dificultades. Sigue vigente la prohibición de la compra en cuotas con tarjeta de crédito de pasajes y servicios turísticos en el exterior», marca.

Además de esa herramienta estratégica para los consumidores, persiste «el problema de que las agencias y las aerolíneas continúan siendo agentes de percepción para la AFIP (esa carga impositiva es del 60%)» .

A este reclamo de la cámara se suma «la retención del 5% del impuesto a las ganancias en los casos de depósito en cuenta o efectivo (que sucede desde 2015)».

“Se vendió mucho hasta octubre/noviembre y no sólo para el verano, para todo el 2024. Después bajó mucho la venta de pasajes y paquetes. La diferencia es muy importante”, dice a Clarín Daniel Puddu, «El agente de Viajes», todo un influencer del turismo en la red social X.

Como hace 30 años maneja Nilo Viajes, su agencia en Recoleta, es un avezado conocedor de las ansiedades de los clientes de clase media y media alta.

El nivel de reservas de Punta Cana y México por parte de los argentinos, dice Puddu, está determinado por el costo de los aéreos. Ese es el fuerte viento de cola de la premura por definir medio año antes.

Mientras que volar a Cancún, en promedio, en agosto se pagaba 1.200 dólares ida y vuelta (a dólar $ 369), en todas las aerolíneas en base económica, hoy el mismo vuelo arranca en 2.100 dólares.

Para Madrid, la capital de Europa más elegida desde Ezeiza, las agencias sólo venden pasajes, y también ahí notan que hubo una demanda anticipada, aunque «apenas más que lo normal”.

“Por eso están tan caros los pasajes ahora. Porque se vendió mucho con anticipación hasta julio/agosto. Entonces, están los vuelos ya con alto porcentaje de ocupación, lo que sube el precio de cada asiento”, cierra.

Brasil: menos anticipación

Desde Despegar, Alejandro Festa, gerente de hospedajes y servicios turísticos, marca a Brasil como un destino favorito «de siempre», que este año tuvo un comportamiento diferente en sus reservas.

«Los viajeros están aprovechando para adquirir sus viajes a último momento. Si comparamos mediados de enero vs. las cuatro semanas anteriores, vemos que la preferencia de los argentinos por alojarse en Floripa durante enero aumentó un 92%«, cuenta Festa.

Rio de Janeiro está a la cabeza en destino internacional.

Sobre el Caribe, refuerza que «tanto para Cancún como Punta Cana creció fuerte la búsqueda de paquetes», que, según el caso, permiten ahorrar hasta 30%. Ambos destinos, en cambio, «fueron comprados durante los últimos meses del 2023, con picos de ventas para viajar en enero y febrero».

AS

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

La nueva función antirrobo para Android que bloquea el celular ante un ladrón: cómo funciona

Cualquiera que sufrió el robo de su celular y...

Se conoció la feroz amenaza que Furia le hizo a dos importantes productores de Gran Hermano

Furia no para de generar escándalos en...

Hizo historia: tras una maniobra impresionante, Franco Colapinto ganó en la F2 en Imola

El piloto argentino de 20 años consiguió su primera...

Juegos Olímpicos de París 2024: cuándo empiezan

Los Juegos Olímpicos de París 2024 acapararán las miradas...