El seguro agrario marca récord histórico en 2023 por la sequía

El cambio climático ha llevado al extremo la siniestralidad del campo en 2023. Según los datos recopilados por sistema de Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro), las indemnizaciones cubiertas por el segurio agrario se elevaron hasta los 1.241 millones de euros, un 56% por encima del año anterior, última cifra más alta del histórico (793 millones). La superficie siniestrada se acerca al 60% de la asegurada en 2023 en producciones agrícolas con un total de 3,5 millones de hectáreas de los casi 17 millones de cultivos que conforman el campo español. El 2023 ha sido el año más cálido registrado en los últimos 174 años, algo que ha trastocado las estaciones y con ellas las cosechas.

La sequía, especialmente acusada en el primer semestre del año, ha impactado con mayor fuerza en el desarrollo de los cultivos de secano, como el cereal de invierno, los viñedos de secano o el olivar. En total, las indemnizaciones por este fenómeno meteorológico ascienden a 496 millones de euros. Debido al encadenamiento de tres años consecutivos hidrológicos deficitarios en cuanto a lluvias acumuladas, el aceite de oliva acumuló un 130% de incremento de precio en los lineales de los supermercados. El sector espera un 15% más de producción del ‘oro líquido’, unas 765.300 toneladas, respecto a la campaña anterior, pero todavía se situará un 34% por debajo de la media de las últimas cuatro, de ahí que el consumidor haya visto una escalada de su precio.

El pedrisco, el viento y la lluvia también han impactado en las cosechas de al menos 30 sectores productivos y su factura asciende a 375 millones de euros. Al mismo tiempo, las heladas de los dos primeros meses del año y de la primavera dañaron sensiblemente los viñedos y los árboles frutales con un coste total de 61 millones de euros. Las precipitaciones persistentes y torrenciales han provocado inundaciones en un año especialmente seco, por lo que los daños se han multiplicado. Teniendo en cuenta los efectos devastadores del último año, los profesionales del campo se han adelantado a la evolución climática: desde Agroseguro confirman un aumento de la contratación de pólizas para la campaña de 2024.

Por sectores, los cultivos herbáceos han sido los más indemnizados con un total de 476 millones de euros. Le sigue la uva de vino y los frutales (105 millones), los cítricos (92 millones) y el conjunto de hortalizas (78 millones). También han alcanzado cifras elevadas las líneas de seguro de olivar (36 millones), ajo y caqui (30 millones), frutos secos (17 millones) y cereza (15 millones). En un año marcado por la enfermedad hemorrágica epizoótica (EHE), que ha afectado a explotaciones ganaderas de todo el país, los seguros pecuarios han abonado 163,4 millones de euros. Aún no se han contabilizado a nivel nacional las pérdidas, pero sí existen algunos datos demoledores. Por ejemplo, algunas granjas han estimado una pérdida de producción de leche del 25% y pueden recibir un impacto de 15.000 euros en una explotación ganadera media de unas 100 vacas.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas