Economía afirma que si se liquida el Fondo de la ANSeS la deuda pública bajaría en US$ 37.000 millones

El jueves por la noche, en la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, el secretario de Finanzas Pablo Quirno afirmó que el desarme del Fondo de Garantía de Sustentabilidad que hoy está en la órbita de la ANSeS permitirá reducir el stock total de deuda pública en 37.185 millones de dólares. Se trata de una operación contable: los títulos de la deuda emitidos por el Gobierno nacional -en pesos y en dólares- que hoy están en el FGS pasarán al Tesoro, y éste, una vez que reciba dichos papeles, los dará de baja.

El mecanismo está previsto en el Artículo 223 del proyecto de Ley Ómnibus. “Los títulos de deuda pública que sean consolidados de acuerdo con lo establecido en la presente ley serán transferidos a una cuenta de titularidad del Tesoro Nacional, en donde se cancelarán por confusión patrimonial”.

A su vez el Artículo 226 dice “Dispóngase la transferencia de los activos del Fondo de Garantía y Sustentabilidad creado por el Decreto 867/07 al Tesoro Nacional. Facúltase al Poder Ejecutivo Nacional a adoptar todas las medidas necesarias para la instrumentación de lo previsto en el presente artículo”.

Lo que sucederá, si se aprueba la Ley, es que se elimina un activo en el patrimonio del FGS (los bonos que tiene en cartera) y un pasivo en el Tesoro (lo que debía al FGS).

Esto quiere decir que en el siguiente informe que emita el Ministerio de Economía, el stock de deuda bajaría de U$S 425.294 millones (último dato oficial) a US$ 388.109 millones, si es que se aprueban estos artículos del Proyecto de Ley.

Según el último informe oficial, hoy el 68% del patrimonio del FGS corresponde a títulos del sector público y el 17% a acciones de empresas que cotizan en la Bolsa de Comercio. Pese a que uno de los objetivos del FGS es financiar actividades productivas para fortalecer el crecimiento económico y crear empleo registrado, apenas el 4,8% del fondo está aplicado a “Proyectos Productivos o de Infraestructura”. La otra porción más o menos importante (4%) son los préstamos de la ANSeS otorgados a jubilados y otros.

Para qué sirve el FGS

Es decir que el FGS hoy funciona, básicamente, como una caja que invierte en bonos del Estado.

Pero lo curioso es que el FGS fue creado para atender las necesidades de la ANSeS en caso de que una crisis impida pagar a los beneficiarios del organismo. La ANSeS dice que “El FGS podrá financiar a la los siguientes casos:

•Ante eventuales insuficiencias en el financiamiento del régimen previsional público a efectos de preservar la cuantía de las prestaciones previsionales.

•Para atender el pago de reajustes de haberes y cancelar deudas previsionales en situaciones debidamente fundadas por la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), tal como lo establece la Ley de Reparación Histórica.

Que se sepa, en estos años en los que el poder adquisitivo de los haberes previsionales cayeron entre el 30 al 40%, el FGS no puso un peso para pagar jubilaciones ni pensiones.

Quirno explicó en la Comisión que los pesos que recauda regularmente la ANSeS (aportes y contribuciones) alcanzan para financiar apenas el 50% de lo que necesita ese organismo para hacer frente a los haberes jubilatorios. La otra mitad la pone el Tesoro. “El sistema previsional está quebrado desde hace rato, y el FGS nunca funcionó como un fondo anticíclico”, subrayó Quirno.

El economista Oscar Cetrángolo, un reconocido experto en temas de la seguridad social, le dijo a Clarín que nunca le encontró sentido a la creación y luego la existencia del FGS, y que a su juicio es totalmente razonable su liquidación:

“Fue un error inicial de cuando se estatizaron las AFJP y se volvió a un sistema de reparto. La justificación del fin del sistema de capitalización individual era que no se podía tener la plata que se necesitaba para pagarles a los jubilados en el mercado de capitales. Pero volvimos al régimen de reparto y los fondos que habían acumulado las AFJP pasaron a la ANSeS pero siguieron alocados en el mercado de capitales. Con los años, quedó claro que el FGS solo sirvió para meter directores del Estado en empresas privadas y hacer algunas operaciones de mercado abierto. Pero en el medio, se infló artificialmente el stock de deuda. Se mintió con la deuda y se mintió con que el FGS sirve para pagar jubilaciones”.

–Nunca puso un peso el FGS para complementar pagos?

–No se si nunca, pero lo que sí estoy seguro es que lo que puso el Tesoro para pagar jubilaciones fue mucho más que lo que hoy vale el patrimonio del FGS.

Meses atrás, antes de conocerse el proyecto del actual Gobierno, el economista Eduardo Levy Yeyati hacía un comentario parecido al diario La Nación: “El FGS fue un artilugio que se pensó con otros motivos, no el de garantizar los pagos del sistema de reparto, y su transferencia al Tesoro, en la medida en que no implica un costo fiscal, no cambia en nada la sostenibilidad previsional. En rigor, la deuda pública que está en la cartera de inversiones debería ser directamente extinguida, en una consolidación de las cuentas del sector público”.

El FGS quedó sospechado en 2022 y 2023 de operar en el mercado de bonos a pedido del Banco Central para mantener a raya los precios de los dólares financieros.

En las últimas semanas, participó tomando deuda emitida por Aerolíneas Argentinas para que la línea de bandera pudiera hacer maquillaje contable y mostrar un déficit menor al real.

Quirno cerró su presentación en la comisión de Presupuesto recordando que la deuda intrasector público es de el equivalente a 37.185 millones de dólares. El 92% de eso lo tiene el FGS y el 8% está repartido entre 65 entidades del sector público nacional. “Esas 65 entidades cuentan con 65 organizaciones u órganos de decisión. justamente engrosan el gasto por sus cuestiones administrativas y dificultan el manejo de la deuda. Estas entidades tienen partida presupuestaria y con sus excesos de recursos han invertido en bonos del propio Tesoro. La consolidación patrimonial permitirá que el Tesoro, que es el que emite la deuda, adecue las partidas presupuestarias a las reales necesidades de esos organismos,, para evitar ineficiencias”

Sobre las acciones de empresas privadas en poder del FGS, Quirno señaló: “Pasarán al Tesoro y quedarán ahí, no hay ningún plan sobre qué hacer con ese activo” cuyo valor calculó en 5.500 millones de dólares.

En la cartera de acciones del FGS sobresalen las participaciones en Ternium Argentina; Pampa Holding; Transportadora de Gas del Sur; Banco Macro y Grupo Financiero Galicia.

Quirno recordó que los 5.500 millones de dólares que valen hoy las acciones alcanzarían para cubrir apenas dos meses de los gastos que realiza la ANSeS en pagar a sus beneficiarios.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

A quién quiso engañar Coti Romero al besarse con Nacho Castañares en un boliche

El sábado pasado trascendió un polémico video...

El vestido de dos texturas que Máxima combinó a la perfección con sus zapatos predilectos

Máxima Zorreguieta tuvo una agenda cargada esta semana. Estuvo...

Docentes de Santa Fe pidieron 18 mil días de licencia para cuidar suegros

En medio de una furiosa discusión paritaria,...