Más del 90% de la deuda pública en pesos se ajusta por el dólar o la inflación

La devaluación y la inflación golpean directamente sobre la deuda pública que crece a la velocidad de la depreciación del peso y la disparada de los precios.

Es que al 31 de diciembre 2023 el stock de la deuda pública en pesos ascendió a $ 83,67 billones, compuesta por 46% de títulos U$S linked (se ajusta por el valor del tipo de cambio oficial), 44% de títulos ajustables por CER (inflación) y solo 10% de deuda en pesos sin ajuste, de acuerdo al Informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC)

A su vez, los vencimientos pagaderos en pesos estimados para 2024 ascienden a $ 94, 10 billones, conformados por deuda ajustable por CER (55% del total ), bonos duales (inflación/dólar) (32%), bonos U$S linked (8%) y títulos en pesos sin ajuste (6%).

De esta manera, lejos de licuarse, las devaluaciones del peso como la disparada inflacionaria indexan directamente el stock de la deuda en pesos a través de la capitalización de los ajustes y los intereses.

Por ejemplo, en relación a 2022, la deuda en pesos creció en $ 60,45 billones, fundamentalmente por ajustes de valuación y capitalización de intereses por $ 53,36 billones. Y los pagos de intereses por bonos por $ 929.257 millones y los vencimientos de intereses por letras intra sector público por $ 158.151 millones que se renovaron al vencimiento, según el Informe de la OPC.

En tanto, en moneda extranjera la deuda alcanzó a U$S 264.968 millones y por la devaluación, se fueron necesitando más pesos para adquirir los dólares para enfrentar los vencimientos. El aumento fue de US$ 1.948 millones que se explicó por emisiones netas por US$ 1.489 millones y por ajustes de valuación por US$ 459 millones

Por su parte, durante el año pasado se cancelaron intereses por un total de U$S 7.585 millones para la deuda en moneda extranjera, afectando las reservas del BCRA..

Los principales pagos se explicaron por los intereses de los préstamos del FMI por el equivalente a U$S 3.014 millones, los bonos emitidos en el proceso de reestructuración iniciado en 2020 por el equivalente a U$S 1.965 millones, otros préstamos multilaterales por U$S 1.720 millones y de las letras intransferibles al BCRA por U$S 576 millones que se renovaron al vencimiento.

Un dato que destaca el Informe de la OPC es que las Letras Intransferibles del Tesoro Nacional que tenía en su activo al 31 de diciembre pasado el Banco Central sumaban U$S 67.189 millones, a lo que se agregan ahora los U$S 3.200 millones que dispuso el Gobierno de Milei.

Por medio de esas Letras Intransferibles, el Tesoro Nacional fue tomando reservas del BCRA para el pago de la deuda con organismos internacionales y acreedores privados, deteriorando el activo del Banco Central porque son títulos que no pueden ser comercializados y que suelen ser emitidos a un plazo de 10 años y que se van renovando a sus vencimientos. .

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

A quién quiso engañar Coti Romero al besarse con Nacho Castañares en un boliche

El sábado pasado trascendió un polémico video...

El vestido de dos texturas que Máxima combinó a la perfección con sus zapatos predilectos

Máxima Zorreguieta tuvo una agenda cargada esta semana. Estuvo...

Docentes de Santa Fe pidieron 18 mil días de licencia para cuidar suegros

En medio de una furiosa discusión paritaria,...