Salarios formales: por las devaluaciones, desde agosto se acentuó mes a mes la caída de poder adquisitivo

Luego de la fuerte pérdida entre agosto y octubre, en noviembre los salarios formales con aportes a la Seguridad Social profundizaron su caída: en promedio aumentaron apenas el 6,3% según el RIPTE (Remuneración Imponible de Trabajadores Estables) difundido este sábado, mientras la inflación de ese mes fue del 12,8%.

Se descuenta que en diciembre la caída del salario formal real fue mayor por la devaluación y la disparada de los precios que podrían llevar la medición de inflación del último mes del año a alrededor del 25%, con salarios que apenas se movieron. Y seguiría esa caída en enero porque también se descuenta una inflación en torno del 20/28%.

En estos últimos cuatro meses, con la devaluación del peso oficial a mediados de agosto, la inflación fue del 54,8% y los salarios formales subieron el 37,6%: son 17,2 puntos menos que equivalen a una pérdida del poder de compra de 11,1%

En noviembre, el salario bruto (sin los descuentos de jubilación y salud) promedio fue de $ 447.079,57. Acumula un 130,2% en 11 meses de 2023 frente a una inflación del 148,2%. Es un retroceso del 7,2%

Con relación a fines de 2015, el RIPTE acumula una pérdida del 28% de los cuales 20 puntos corresponden al gobierno de Mauricio Macri y 8 puntos al de Alberto Fernández.

Esos datos toman en cuenta los salarios pagados por las empresas. Las compensaciones aplicadas a partir de octubre –como la devolución del proporcional del medio aguinaldo de Ganancias o la devolución del IVA a las compras con tarjeta de débito o bonos no remunerativos (que ya no rigen desde el 1° de enero)- no inciden en el cálculo del RIPTE que solo considera las remuneraciones brutas imponibles.

Tampoco incide la suba del piso salarial de Ganancias a $ 1.980.000 a partir de los sueldos de octubre. Esto significa que las mejoras en el sueldo de bolsillo por medidas impositivas adoptadas por el Estado no se traducen estadísticamente en la medición salarial que considera lo que pagan las empresas, al margen de los beneficios del Estado.

No obstante, el Ministerio de Trabajo aclara que “el RIPTE no refleja necesariamente la evolución de los salarios del empleo registrado privado”, (pero sí marcan una tendencia) básicamente por 3 razones:

Los salarios son los correspondientes a los puestos de trabajo con una antigüedad de 13 meses o más. Es decir, se excluyen las remuneraciones de los nuevos empleos.Considera los salarios de los puestos de trabajo del sector privado y del sector público nacional, provincial y municipal que hayan transferido sus cajas previsionales al SIPA-ANSeS.Solo cuantifica los componentes remunerativos del salario (imponibles al sistema de seguridad social).NE

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

A quién quiso engañar Coti Romero al besarse con Nacho Castañares en un boliche

El sábado pasado trascendió un polémico video...

El vestido de dos texturas que Máxima combinó a la perfección con sus zapatos predilectos

Máxima Zorreguieta tuvo una agenda cargada esta semana. Estuvo...

Docentes de Santa Fe pidieron 18 mil días de licencia para cuidar suegros

En medio de una furiosa discusión paritaria,...