Casi un expulsado por partido y polémicas explosivas: a 25 años del retiro del árbitro Javier Castrilli

El Sheriff les sacó la tarjeta roja a 202 dos jugadores en sus 232 encuentros. Protagonizó varios escándalos por su particular manera de dirigir. Fue el último en echar a Maradona. Se despidió en un opaco partido.

29 de septiembre 2023, 05:45hs

Javier Castrilli expulsa a Diego Maradona

«Hábleme, no está muerto», le decía Maradona a Castrilli. Poco después le gritaría «¡Botón!», mientras Navarro Montoya trataba de sacarlo del escándalo. Foto: Clarín.

Su último partido fue el 27 de septiembre de 1998, en un opaco Platense-Gimnasia de Jujuy. Esa vez, la tarjeta roja no salió de sus bolsillos. Dos días después mandó el telegrama de renuncia a Viamonte 1366, la sede de la AFA. Hace 25 años se retiró Javier Castrilli. el árbitro que dejó la actividad con casi un expulsado por partido.

La estadística señala que el Sheriff expulsó a 202 jugadores en 232 partidos, un promedio de 0,86 cada 90 minutos, aunque en los clásicos el porcentaje aumenta a 1,66. Sus víctimas fueron 99 defensores, 69 mediocampistas, 25 delanteros y hasta 9 arqueros. En 1980 arrancó pitando en Primera D. Saltó a la C en 1984 y a la Primera B en 1987.

Javier Alberto Castrilli había debutado como árbitro en el fútbol de primera división el 31 de marzo de 1991 cuando Estudiantes de La Plata le había ganado a Deportivo Español por 3 a 1. Antes de vestirse de árbitro fue mecánico y empleado del ferrocarril. También trató de ser periodista pero se inclinó por el referato cuando vio un aviso de la Escuela de Árbitros en un reconocido diario.

De entrada llamó la atención su firmeza y su gesto adusto durante los partidos. Poco más de un año después de su debut en Primera A protagonizó su primer escándalo. Todo estalló en el Monumental cuando expulsó a cuatro jugadores de River: esa vez, el equipo de Núñez perdió 5-0 con Newell’s Old Boys.

Video PlaceholderFue en medio de un escándalo durante un partido entre Vélez Sarsfield y Boca Juniors.

Hasta ese domingo 10 de mayo de 1992, había dirigido 26 partidos y mostrado 27 tarjetas rojas (curiosamente, en su primer partido no hubo expulsados). Conocido por su estricto apego al reglamento, Castrilli no tomaría este partido como uno más.

A los 40 del primer tiempo, luego de no sancionar un par de planchazos de Juan Manuel Llop, cobró una aparente falta de Oscar Acosta, quien le hizo una observación sin insultarlo. La respuesta fue una roja. El tumulto posterior derivó en dos expulsiones más.

Javier Castrilli, en sus tiempos de trabajo en el fútbol chileno, con el técnico de la selección trasandina, Eduardo Berizzo. Foto: Twitter @castrillijavier

Javier Castrilli, en sus tiempos de trabajo en el fútbol chileno, con el técnico de la selección trasandina, Eduardo Berizzo. Foto: Twitter @castrillijavier

Una para el arquero Ángel Comizzo, que le protestó la dualidad de criterio ante situaciones idénticas. Y otra para el lateral Fabián Basualdo, que le recriminó la demora de los visitantes en cada detención del juego. También echó al técnico Daniel Passarella y en el segundo tiempo al defensor Jorge Higuaín.

Al año siguiente, en Córdoba, expulsó a cuatro jugadores de Talleres, un hincha ingresó en la cancha para agredirlo, lo hicieron responsable del descenso. En el verano del año 94, Independiente se fue de la cancha en un partido con Boca a causa de sus fallos. En el Superclásico de ese mismo año echó dos jugadores de cada equipo.

Leé también: Javier Castrilli: la práctica de dar regalos a los árbitros y el “circo” montado en el caso de Boca

El 16 de junio de 1996, en un recordado Vélez 5-Boca 1, quedó en la historia por ser el último árbitro en haber expulsado a Diego Maradona. “Acordarme de ese partido me hace doler el estómago”, confesó el árbitro tiempo después.

Javier Castrilli, en una foto de 1998, año en el que renunció. (Archivo DYN).

Javier Castrilli, en una foto de 1998, año en el que renunció. (Archivo DYN).

Sobre el final del primer tiempo, se produjeron incidentes en la tribuna popular visitante que ocupaban los hinchas xeneizes enardecidos por las polémicas decisiones arbitrales de Castrilli, quien además de cobrar un gol ilícito había expulsado a Néstor Fabbri.

Maradona, capitán de Boca, reprochó al árbitro y lo responsabilizó por los incidentes y Castrilli decidió sacarle la tarjeta roja directamente por “incitación a la violencia”. En medio del tumulto, Diego se puso cara a cara con el juez y lo que siguió después fue un monólogo que quedó grabado en los fanáticos del fútbol.

Leé también: “Maestro, ¿pero usted está muerto?”: el día que Castrilli expulsó a Maradona en una goleada de Vélez a Boca

“Soy jugador, tranquilo. Explíqueme ¿por qué? Maestro ¿usted está muerto? No está muerto. Explíqueme, por favor se lo pido”, imploró Diego. “Estamos hablando como hombres, como seres humanos”, siguió hasta la aparición de Navarro Montoya, quien intercedió: “Vamos, Armando, no te va a contestar”. Entonces, Diego gritó: “Si no me a contestar, es un ¡botón!

Incursionó en política, o al menos eso intentó. Fue columnista en algunos medios. El año pasado fue despedido del cargo de presidente de la comisión de arbitraje de la federación chilena de fútbol. En eso anduvo en estos 25 años…

Más Noticias

Noticias
Relacionadas