Martín Demichelis y la necesidad de recuperar el crédito perdido: por qué el Superclásico puede ser bisagra para River

River fue campeón de la Liga Profesional el 15 de julio. Y así, Martín Demichelis logró la tarea más difícil: que la transición posterior a la salida de Marcelo Gallardo sea tranquila. Sin embargo, desde ese momento, entró en un camino sinuoso, entre decisiones desacertadas y declaraciones desafortunadas. Y el domingo en la Bombonera se juega mucho más que un Superclásico: la necesidad de recuperar el crédito perdido.

En menos de tres meses, Demichelis dilapidó el capital conseguido en su primer semestre de trabajo. Después de la consagración en la Liga, River quedó eliminado de la Copa Argentina a manos de Talleres de Córdoba. Pero la resaca post festejo no sirvió de coartada para reflejar que el equipo había perdido fortaleza en el mano a mano.

Esta situación quedó evidenciada un par de semanas más tarde cuando fue eliminado de la Copa Libertadores por Inter de Porto Alegre, donde más allá de llegar a los penales, al conjunto de Núñez le faltó rebeldía para afrontar el encuentro. Y no hubo reacción desde el banco de suplentes, ya que los cambios fueron tardíos.

La eliminación de la Libertadores golpeó duró. Y en el comienzo de la Copa de la Liga, Demichelis buscó hacer pruebas (como la de Santiago Simón como lateral derecho, que todavía sostiene), poner en práctica cambios e intentar implementar el 4-3-3, su esquema predilecto.

Sin embargo, los jugadores no se sintieron cómodos en ese dispositivo y, tras la derrota con Vélez, tuvo que volver a los cinco volantes. Recuperó algo de juego en las victorias sobre Arsenal y Atlético Tucumán pero, cuando volvió a meter mano en el equipo, para hacer descansar a algunos jugadores ante Banfield, otra vez flaqueó. Y tampoco supo cómo corregir el mal funcionamiento con los cambios.

Foto. Maxi Failla - CLARIN Foto. Maxi Failla – CLARIN En el medio de los volantazos futbolísticos, a su vez se desgastó en cuestiones internas con los referentes, a los que puso en la mira para intentar acelerar un recambio. El cóctel da como resultado un River que bajó su rendimiento. Y que genera preocupación de cara al Superclásico en la Bombonera. Para colmo, la racha de visitante es adversa. De los últimos 14 partidos fuera del Monumental, River solo ganó uno. Fue a Banfield, el 12 de junio, en el Florencio Sola, por la Liga. Y no consigue una victoria saliendo de Núñez desde hace ocho partidos.

Al margen de esta situación, Demichelis intentó mostrarse fuerte en la conferencia de prensa posterior al encuentro con Banfield. “A partir de la vuelta a las prácticas voy a tener 26 jugadores de campo a disposición. Vamos a redoblar esfuerzos para ir a jugar y ganar en la Bombonera. No tengo dudas de que vamos a estar preparados para esa situación. Vamos a analizar qué es lo mejor para el próximo partido”, afirmó. Y agregó: “Trabajaremos con armonía para ir a ganar a la Bombonera, algo que hace bastante no se consigue. Lo merecemos».

De todos modos, si bien River no gana en La Boca hace cinco años, la racha sin triunfos del club de Núñez en la Bombonera lejos está de ser de las más largas en tiempo. De hecho, el Millonario estuvo sin ganar en ese reducto desde 1986 a 1994 (ocho años); de 1994 a 2002 (ocho años) y de 2004 a 2014 (10 años).

Es más: en el último lustro, River se fue festejando de la Bombonera aún perdiendo. Fue cuando cayó 1-0 en la semifinal de vuelta de la Copa Libertadores. Había ganado 2-0 la ida en el Monumental. Y después de ese encuentro hubo cuatro partidos, de los que hubo tres empates (uno de ellos fue de eliminación directa -el de los casos de Covid y Boca ganó por penales) y una victoria del Xeneize. En esas cuestiones, a la hora de declarar, Demichelis también deberá estar atento para no generar comparaciones que pueden traerle solo incomodidad.

De cara al domingo, el entrenador deberá enfocarse en las decisiones futbolísticas para tratar de que su equipo haga un buen partido y él salir bien parado de este partido crucial ante Boca. Tiene el respaldo de la dirigencia. Eso está fuera de discusión. Pero, él tendrá que encontrar crédito para recuperar el capital perdido.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas