La CGT evitó avalar a Silvina Batakis y empezó a discutir la convocatoria a una marcha

Mesa chica, pero ampliada. Los diferentes sectores sindicales que conforman la CGT se reunieron en el anochecer de este lunes, apenas unos minutos después de que Silvina Batakis jurara como nueva ministra de Economía. Los jefes cegetistas quedaron en volver a reunirse el próximo jueves 14. ¿Casualidad? Justo ese día el INDEC informará cuál fue…

la-cgt-evito-avalar-a-silvina-batakis-y-empezo-a-discutir-la-convocatoria-a-una-marcha

Mesa chica, pero ampliada. Los diferentes sectores sindicales que conforman la CGT se reunieron en el anochecer de este lunes, apenas unos minutos después de que Silvina Batakis jurara como nueva ministra de Economía. Los jefes cegetistas quedaron en volver a reunirse el próximo jueves 14. ¿Casualidad? Justo ese día el INDEC informará cuál fue la inflación de junio, que se estima será arriba del 5%.

Ese dato podría definir la hoja de ruta que la central sindical peronista puso este lunes sobre la mesa: discutieron sobre la organización de una marcha (sería al Congreso) para reclamar por los “derechos de los trabajadores”, lo que se interpreta como un eufemismo para no caerle con todo a la situación económica.

La marcha también serviría para mostrar autonomía de la administración de Alberto Fernández.

Reunión del Consejo Directivo de la CGT, en 2021.

En una siguiente etapa de ese plan de acción, algunos hablan incluso de un paro. “Están todos enojados los muchachos con el Gobierno”, confió el referente de uno de los sectores en los que se divide la CGT.

De la reunión de este lunes participaron sus tres co secretarios generales –Carlos Acuña, Pablo Moyano y Héctor Daer– y los sindicalistas Gerardo Martínez (UOCRA), Abel Furlán (UOM), Guillermo Moser (Luz y Fuerza, y Mario Manrique (SMATA), entre otros. El anfitrión fue el líder de UPCN, Andrés Rodríguez.

Aunque algunos de los sindicalistas asistieron a la jura de Batakis en el Salón Blanco de la Casa Rosada y conocen a la nueva ministra, la CGT evitó sacar este lunes un comunicado en su apoyo.

“Nos vamos a tomar estos días para ver cómo evoluciona la macroeconomía, pero también las disputas en el Gobierno y en el Frente de Todos”, apuntó un sindicalista que participó de la cumbre en UPCN.

Según ese dirigente, a futuro la CGT deberá tomar la decisión de hacer una marcha contra “un proceso inflacionario que licua el poder adquisitivo de los trabajadores”.

“Momento oportuno”

En la central obrera, por otro lado, quedaron impactados por las versiones, tensiones y corridas que hubo durante todo el fin de semana tras el portazo de Martín Guzmán.

“Todo eso dañó más la posibilidad de estabilizar la economía”, se analizó en la reunión. “Es imposible pensar en una luz de esperanza”, ilustró un jefe sindical.

Consultados sobre cuándo podría producirse esa marcha, en la conducción cegetista se limitaron a contestar a Clarín: “Habrá que buscar el momento oportuno”.

En la reunión hubo consenso en que la CGT no puede parecer “casada con el Gobierno“.

Es más: se habló de remarcar la autonomía de la central, “que quede claro que no somos apéndice del Gobierno ni del Frente de Todos, ni tampoco de los gobernadores. Somos la CGT”.

En algún momento, allá por el arranque de la gestión de Alberto Fernández, en la central se ilusionaron con tener injerencia en el Gobierno. Eso nunca sucedió.

Héctor Daer saluda a Carlos Acuña este lunes en la Casa Rosada. Foto Juan Manuel Foglia.

Los sindicalistas cegetistas tampoco fueron consultados para la confección de listas del Frente de Todos y hoy no hay diputados en representación de la CGT, aunque sí algunos legisladores de extracción sindical que juegan con Cristina Kirchner.

De la interna del Gobierno los preocupa la supervivencia del ministro de Trabajo Claudio Moroni, el último de los funcionarios apuntados por la vice presidenta que aún sigue en su puesto.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA