Un equipo económico de Juntos por el Cambio prepara propuestas para el 2023 suponiendo una inflación del 100%

El ex ministro de Economía Hernán Lacunza encabeza un equipo de economistas y expertos en función pública que está elaborando una propuesta económica para el 2023 en el caso de que Juntos con el Cambio gane las elecciones presidenciales.“Estoy trabajando desde hace un año con un equipo nutrido y experto en la función pública en…

un-equipo-economico-de-juntos-por-el-cambio-prepara-propuestas-para-el-2023-suponiendo-una-inflacion-del-100%

El ex ministro de Economía Hernán Lacunza encabeza un equipo de economistas y expertos en función pública que está elaborando una propuesta económica para el 2023 en el caso de que Juntos con el Cambio gane las elecciones presidenciales.

“Estoy trabajando desde hace un año con un equipo nutrido y experto en la función pública en una visión y en propuestas para fines de 2023, siempre dependiendo de las condiciones iniciales”, reveló el último ministro de Economía del ex presidente Mauricio Macri. En la actualidad, Lacunza trabaja cerca del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El equipo está trabajando con varias hipótesis porque “no es lo mismo, por ejemplo, heredar una inercia inflacionaria del 28% como fue en 2015 que una del 80% como está ahora” dijo Lacunza a Dato sobre Dato de radio Milenium. En las últimas semanas Lacunza, por ejemplo, se reunió con la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió quien sumó su equipo a ese debate.

“Hoy no sabemos cuáles serán las condiciones iniciales en 2023. A priori, diría que hay muchos problemas que en el 2023 van a ser igual que en 2015, como las reservas, cepo, atraso cambiario, tarifas, brecha, y otras que van a ser algo peores”, explicó.

Pero resaltó que en ese grupo se consensuó que “la macroeconomía manda” en la economía de la experiencia de Juntos por el Cambio entre el 2015 y 2019.

“Podés hacer todo bien a nivel de la micro, pero después si el dólar es un barrilete te lleva todo puesto”, dijo en alusión al desacople entre el Banco Central de Adolfo Sturzenegger y los ministros de Economía de Macri que manejaron la salida del cepo cambiario que dejó Cristina Kirchner en el 2015.

Señaló que “lo más importante es la consistencia macroeconómica para evitar una próxima crisis (si la inflación llega al 100 por ciento este año). Otra es la sincronía entre la política fiscal y monetaria”.

Dentro de un gobierno, un funcionario “no puede ser más ambicioso que el otro, sino que tienen que ir de la mano y sincronizados. (..) Lo que importa es el equilibrio general, no el parcial”.

Por ejemplo, “si el Ministerio de Energía dice que hay que subir las tarifas y el Banco Central quiere bajar la inflación en dos meses, una de las dos cosas no va a pasar”.

Todo se puede llegar a consensuar en Juntos por el Cambio. Tanto entre los líderes políticos como con los expertos económicos no tenemos diferencias sustantivas. Me parece que cuanto más mentes pensantes y equipos trabajando haya, es mejor para hacer una mejor síntesis si la voluntad popular nos acompaña”, puso de manifiesto.

En el gobierno del Frente de Todos “con las retenciones uno quiere subir y otro bajar. Suba desconciertos a dilemas de escasez que ya son bastante difíciles como para sumarles descoordinación de la política”.

Por otra parte, Lacunza dijo que “me parece que nunca los problemas macroeconómicos son de nombres o de que una Secretaría vaya a depender de un Ministerio, sino de políticas”.

“La inflación hoy por hoy es de 100% anual. Los últimos tres meses de promedio del 6% mensual, eso es una inflación anual de 100%. Por supuesto que la incertidumbre política, en el sentido de en el error de diagnóstico o lo que pasó ayer que al mediodía se anuncia que se suben las retenciones y a la tarde se desmiente, ayuda poco”, añadió.

De todos modos, opinó que “si eso va a servir para alinear políticas, es un problema menos pero no el principal que es que tenemos un agujero fiscal financiado con emisión que es la causa de la inflación. Todo lo demás suma o resta, pero que una Secretaría pase a depender de un Ministerio a otro no va a resolver la inflación.” “No importan los nombres, importan los sistemas. No está claro que Martín Guzmán sea el que conduce la política econ´´omica. A la mañana suben las retenciones y al mediodía no. No sé quién conduce y eso es parte del problema”, comentó.

Resaltó que también se desanima por “escuchar a los funcionarios decir que es por la guerra. El desajuste fiscal puede ser 0,2% del producto, porque lo que se paga por subsidios de tarifas de gas y luz, gas sobre todo por la guerra, es más caro que lo se recauda por retenciones a raíz del aumento del precio de los granos”.

Este gobierno asumió en el 2019 “con un déficit fiscal primario de medio punto del Producto, y ahora post pandemia, ya con todo el rebote del año pasado, lo tiene en tres puntos del producto, y aumentando. Los gastos suben más rápido que los ingresos”.

La guerra en Ucrania “en 100 puntos te puede sumar 5. En el mundo la inflación pre guerra era 4 anual y post guerra puede ser 8 anual. Acá el año pasado fue 50 y este año está corriendo al 100”, finalizó.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA