Ricardo Lorenzetti le respondió a Martín Soria: la Corte respeta “lo que dice la Constitución, esté quien esté enfrente y venga quien venga”

Ricardo Lorenzetti realizó este lunes una férrea defensa de las decisiones que toma la Corte Suprema, de la cual es uno de sus integrantes, al sostener que el máximo tribunal se atiene a “lo que dice la Constitución, esté quien esté enfrente y venga quien venga”. Lo hizo tras las nuevas críticas recibidas de parte…

ricardo-lorenzetti-le-respondio-a-martin-soria:-la-corte-respeta-“lo-que-dice-la-constitucion,-este-quien-este-enfrente-y-venga-quien-venga”

Ricardo Lorenzetti realizó este lunes una férrea defensa de las decisiones que toma la Corte Suprema, de la cual es uno de sus integrantes, al sostener que el máximo tribunal se atiene a “lo que dice la Constitución, esté quien esté enfrente y venga quien venga”. Lo hizo tras las nuevas críticas recibidas de parte del ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria.

Nunca hemos cambiado los valores ni los principios, porque si no generamos una enorme inseguridad e intranquilidad”, explicó el magistrado en diálogo con LN+.

Puntualmente sobre los cuestionamientos que emitió Soria, evitó meterse en el barro. “Creo que estos temas hay que analizarlos siempre desde el punto de vista de la gente a la cual solo tenemos que dedicar nuestra actividad, porque somos funcionarios públicos, somos jueces en nuestro caso, y tenemos una responsabilidad institucional”.

“La verdad, desde el punto de vista de cada uno de los ciudadanos de la Argentina, importa poco esta cuestión de las declaraciones, el ruido, las peleas, los insultos. Hay que tratar de calmarse un poco, tener más madurez institucional y hablar de los problemas reales”, sugirió.

El titular de la cartera de Justicia dijo el domingo que “la Corte Suprema son los padrinos de la persecución política, judicial y mediática del macrismo” e insistió en la necesidad de generar una reforma en el sistema judicial.

No podemos hablar de discusiones que no resuelven los problemas. Uno de los grandes temas de la Argentina es eso, que es una discusión permanente”, remarcó Lorenzetti.

Lo que no esquivó el magistrado, cuando se lo consultó por la marcha contra el máximo tribunal, organizada por agrupaciones kirchneristas para pedir la remoción de sus jueces, fue la posibilidad de subrayar que “la Corte no cede a presiones”.

Lorenzetti advirtió que “la Corte no cede a presiones”

“Nosotros respetamos el ejercicio de la libertad de expresión. Lo importante es si la Corte cede a esas presiones o no. No cede, está claro”, aseveró.

Y agregó: “Cuando uno analiza las decisiones de la Corte de los últimos quince años, por decir del período de la democracia, o los últimos quince, que son los que yo he entrado, no cambió y hubo presiones de todo tipo y ha pasado de todo”.

Lorenzetti: “Argentina tiene una enfermedad de diagnóstico”

Lorenzetti destacó que uno de los problemas que tiene nuestro país es que “nadie discute el diagnóstico”. “En Argentina tenemos una enfermedad de diagnóstico, tenemos sobrediagnosticado. El problema es que no hay soluciones”, manifestó.

“Hay que estudiar por qué fracasamos como sociedad o institucionalmente para resolver estos problemas que son complejos, porque éxito no tenemos”, aseguró.

El juez de la Corte, por otro lado, mencionó que “los grandes problemas complejos requieren costos y decisiones duras, y nadie las toma”, en parte, porque “los mecanismos electorales implican siempre dar beneficios para ganar elecciones”. “Por eso decimos que hay que sacar varios temas de la agenda electoral, entre ellos el narcotráfico”, ejemplificó.

Lorenzetti aclaró que “la Corte no juega políticamente”. Foto Maxi Failla

Lorenzetti afirmó, en paralelo, que “la Corte no juega políticamente” y evitó dar su visión sobre la suma de dinero que Alberto Fernández y la primera dama, Fabiola Yañez, abonarán para cerrar definitivamente la causa penal sobre la fiesta que se realizó en la quinta de Olivos, en medio de la pandemia.

“No puedo opinar sobre eso porque es un juicio y ahí solo opina el juez de la causa No tenemos poder absoluto y no queremos tenerlo. Nadie puede tener demasiado poder en la Argentina ni en ningún país, porque termina mal”, remarcó.

Y completó: “En todos los países está mal que un presidente viole la ley. Pero son opiniones y yo no puedo dar opiniones sobre estas cuestiones. Yo tengo que resolver casos”.

DB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA