Las charlas entre Alberto Fernández y Máximo Kirchner y el cumpleaños de Javier Milei

Campaña imposible”Alberto, vas a tener que hablar con Cristina antes del 14″, le rogó el candidato al Presidente. Urgidos por la campaña electoral cuesta arriba camino al 14 de noviembre, los distintos postulantes del Frente de Todos necesitan que haya una línea rectora para sumar votos, al menos de los propios que, desencantados, faltaron a…

las-charlas-entre-alberto-fernandez-y-maximo-kirchner-y-el-cumpleanos-de-javier-milei

Campaña imposible

“Alberto, vas a tener que hablar con Cristina antes del 14”, le rogó el candidato al Presidente. Urgidos por la campaña electoral cuesta arriba camino al 14 de noviembre, los distintos postulantes del Frente de Todos necesitan que haya una línea rectora para sumar votos, al menos de los propios que, desencantados, faltaron a la cita de las PASO el último 12 de septiembre.

El ruego fue para lograr uniformidad en lo que se diga en los menos de 20 días restantes para la elección parlamentaria. Y que no sucedan más hechos como los de esta semana: “En un mismo día, Grabois habló de la fortuna de los Kirchner, Berni y Aníbal se pelearon y Tolosa Paz habló de un ‘golpe blando’, idea que no salió de ninguna usina oficial. Pegándonos tres tiros en los pies en 24 horas, no hay chance de nada…”, rezongaba el hombre que intercedió ante el Presidente para que recupere sintonía con la vice.

Pero Alberto y Cristina chatean y hablan. Después de la reunión que se contó en esta columna, sucedida den Olivos el primer martes de octubre, han logrado un “punto de diálogo”, según definió uno de los hombres más cercanos al jefe de Estado. Pero también sucede una tenida gastronómica que suplantó a la denominada “Mesa de los Lunes”, creada al inicio de la campaña electoral: Alberto y Máximo Carlos Kirchner se reúnen alrededor de una mesa, semanalmente, a solas. El Presidente no suma a la tertulia a su todavía mano derecha Santiago Cafiero ni el jefe de bloque de los diputados peronistas pide que esté Sergio Tomás Massa. Producto de los repasos que hacen los dos hombres, surgió, como ejemplo, el hecho de que la Tarjeta Alimentar haya sido unificada con la AUH, reclamo del kirchnerismo y de organizaciones sociales.

Cierre con dudas

En esa bilateral Alberto-Máximo se habla de todo. Por ejemplo, de la idea del jefe de Gabinete, Juan Manzur, de un acto masivo de cierre, con el Presidente, Cristina y todos los gobernadores. La propuesta genera dudas varias, por los errores no forzados que podrían suceder en un evento de tal dimensión. Pero Manzur no cede en su afán (y necesidad) de mostrar resultados de cara al 14/11. La reunión de gobernadores por Precios es una pero poder obtener victorias en algunos distritos como La Pampa o provincia de Buenos Aires serían los más rimbombantes. Pero la pelea por la elección en la provincia mayor no asoma como alentadora. El ruido que aún rige entre el gobernador Axel Kicillof y Martín Insaurralde sigue en aumento, con un Máximo activo en esa relación. A eso, vale sumar lo de Berni, quien tiene fecha de salida con el 10 de diciembre, como límite. Todo este culebrón es visto en los pocos focos albertistas vigentes con algún dejo de revancha: “¿Qué sucede con la campaña ahora? Le echaban la culpa a Santiago: ¿ahora qué pasa que cada uno hace o dice lo que quiere?”, suelta un funcionario que concurre asiduamente a la Cancillería, sede de tertulias de ministros que van en busca de alguna explicación a los fallidos dichos sobre mapuches, amenazas a dibujantes o construcciones como la del “golpe blando”. Peronismo al palo…

14 dedos

Daniel Osvaldo Scioli está ajeno a peleas electorales y disfruta de las mieles de la diplomacia. Por eso, se dio el gusto de visitar a Lula Da Silva en Brasil. Y una foto graficó un momento hilarante entre los viejos amigos. Fue cuando ambos posaban para la foto y el ex presidente del PT soltó: “Entre los dos juntamos 14 dedos”. El ex motonauta soltó la carcajada ante la ocurrencia del ex tornero, quien perdió a los 17 años, como como tantos obreros metalúrgicos, un dedo meñique. Lula rió, además de compartir análisis político de las elecciones por venir en el país hermano.  Brazil, larala laralalá…

Daniel Scioli y Lula Da Silva, en Brasil

Casta cumpleañera

En tanto, en la oposición varios se toman algún que otro momento de descanso, en virtud de que el oficialismo les facilita la tarea con sus bloopers. Un ejemplo de eso sucedió en el campamento libertario debido a que el economista Javier Gerardo Milei cumplió 51 años. El 22 de octubre, el enérgico economista se mandó a hacer una torta a una dirección que le recomendaron, vía Instagram. Pero la pastelera recibió un pedido especial: que sea con su pelo como motivo. En el emprendimiento “Amar lo dulce” están acostumbrados a requerimientos como Hombres Araña, personajes como Peppa Pig o Miraculous: pero esta vez, los invitados de Milei cantaron el “Happy Birthday” (en inglés, obviamente), con el llamativo motivo capilar en el centro de la torta.

El bizcochuelo de vainilla relleno de dulce de leche con merenguitos resultó ser la delicia libertaria. ¡Atrás Keynesianos!

La torta de cumpleaños de Javier Milei

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA