Nicolás Dujovne: “No es lo mismo bajar el déficit fiscal normalizando tarifas que licuando jubilaciones”

-¿La inflación es una amenaza para 2022 o para noviembre? El Gobierno dice que bajará el año que viene. – Hay que ser muy cauteloso. Hoy la Argentina financia todo su déficit con emisión monetaria porque el Gobierno refinancia el 100% de los vencimientos de capital pero los intereses y el déficit los paga emitiendo.…

nicolas-dujovne:-“no-es-lo-mismo-bajar-el-deficit-fiscal-normalizando-tarifas-que-licuando-jubilaciones”

-¿La inflación es una amenaza para 2022 o para noviembre? El Gobierno dice que bajará el año que viene.

– Hay que ser muy cauteloso. Hoy la Argentina financia todo su déficit con emisión monetaria porque el Gobierno refinancia el 100% de los vencimientos de capital pero los intereses y el déficit los paga emitiendo. El riesgo de que la política fiscal agrave la situación inflacionaria está muy cerca aún cuando esto ocurre con rezagos.

-¿Pero puede bajar la inflación en 2022 como dice el Presupuesto?

– Argentina sin cambios grandes en la credibilidad de su programa tendrá que seguir financiándose. Si se agrega el desafío que plantea el déficit, no se generan condiciones para que la inflación 2022 del presupuesto se pueda alcanzar. Seguramente la inflación 2022 sea más alta a la de 2021.

Entrevista al ex Ministro de Economía Nicolas Dujovne. Foto Lucía Merle

-¿Qué le pareció el rulo con los DEG del FMI que hizo Economía?

-No es llamativo. La manera más simple de contabilizar esa ayuda era como ingreso del Tesoro y utilizarlos para pagarle al FMI. Pero el BCRA está al límite del financiamiento del Tesoro y sólo podía cambiar ese tope con un decreto que modificara la Carta Orgánica del banco. En cambio se hizo del espacio con la plata del Fondo.

-¿Qué consecuencia tendría?

– Más emisión, más brecha del dólar y más presión sobre las reservas.

– Después de perder las PASO 2019, Macri cambió inmediatamente al ministro de Economía, que era usted y puso a Hernán Lacunza. Además tomó medidas expansivas. En 48 horas Macri hizo todo lo que Alberto Fernández no hizo en la primera semana al menos de forma tan enfática. ¿Macri tenía más margen política y fiscal de maniobra?

– No lo veo tan así. Desde el punto de vista fiscal las medidas de Macri fueron irrelevantes. Hubo alguna modificación del IVA en la leche, algo con el mínimo no imponible en el impuesto a las ganancias y no mucho más. Lo más relevante fue la reinstauración del control de cambios. La remontada electoral después de las PASO para Macri, en mi opinión, no tuvo ninguna vinculación con medidas fiscales que en definitiva fueron inocuas porque apuntábamos a un déficit de cero y cerró en 0,4% del PBI. La remontada fue por su acercamiento a la gente.

-¿Qué piensa de la lectura de la derrota que hizo el Gobierno?

– Veo mucho señalamiento a una supuesta política fiscalista como la causal de la mala performance electoral. Pero en mi opinión fueron derrotados por la falta de un programa consistente y una aceleración inflacionaria entre el final de 2020 y estas elecciones con una tasa anual arriba de 50%, ganándole a los salarios.

Entrevista al ex Ministro de Economía Nicolas Dujovne. Foto Lucía Merle

-¿Qué piensa de los cambios en el Gabinete?

– El Presidente está en su derecho. Pero creo que las idas y vueltas, las diferencias públicas dentro del Gobierno por sus internas, no ayudan a salir. Argentina tiene problemas de credibilidad e incertidumbre que no generan tranquilidad.

-¿Qué piensa del equilibrio fiscal que hizo Guzmán en los primeros seis meses?

– Es una anécdota generada por el aumento de la inflación, no producto de una política de ajuste estructural. La licuación de la obra pública y las jubilaciones financió el aumento de los subsidios. Nada de esto es sostenible en el tiempo.

-El Gobierno dice lo mismo del equilibrio que alcanzó Macri en 2019, que no era sostenible.

– Nada es sostenible si se da vuelta de un año para el otro. No es lo mismo bajar el déficit fiscal normalizando el precio de los servicios públicos que licuando los jubilados como hicieron ahora. Las jubilaciones promedio hoy están 10% abajo en términos reales que en agosto de 2019.

-¿Si no hay margen para emitir más y seguir endeudándose, qué opción le queda al Gobierno?

– El foco tiene que estar en recuperar la credibilidad de la política económica. No hay dinero que alcance para atender el humor de la opinión pública, para que la economía crezca, que la pyme de cualquier lugar del país vuelva a vender y las empresa vuelvan a tomar empleados. Nada de esto es modificable sustantivamente con medidas del tipo fiscal en el corto plazo. La falta de credibilidad es de los tenedores de bonos pero también de los tenedores de pesos que son los argentinos porque la brecha cambiaria del 80% quiere decir eso, falta de credibilidad.

-¿Cómo se recupera la credibilidad?

– Hace dos años que damos vuelta con el FMI para negociar. ¿Por qué no terminar de cerrar una negociación que le de credibilidad al Gobierno en materia de su programa monetario y fiscal.?

-¿Puede el Gobierno arreglar con el FMI?

-Puede si tiene un buen programa fiscal.

– O sea que si no hubo acuerdo con el FMI es porque Argentina no tiene un programa

– Creo que el Gobierno no presentó y no buscó cerrar un acuerdo hasta ahora. Es mi percepción, no estoy al tanto de las negociaciones, pero uno ve que van dos años y no hubo avances. Poner un programa sólido arriba de la mesa hubiera sido una buena manera de generar credibilidad para los tenedores de pesos. Ahora si ese programa está en el marco de un acuerdo con el FMI, la credibilidad puede aumentar.

-¿Qué rol tendrá la oposición?

– No es cierto que haga falta un acuerdo nacional para un acuerdo con el FMI. El Fondo quiere sólo reaseguros políticos, que el país vaya en una dirección compatible con un programa sólido y no qué piensa la oposición.

-El oficialismo le endilgará que el acuerdo que firmó con el FMI perjudicó a la Argentina

– Si el FMI se dedica a dañar a los países entonces que la Argentina abandone la institución. No escuché esa propuesta.

– Pero el programa que firmó el Gobierno de Macri con el FMI no funcionó.

– Para mi el programa con el FMI sí funcionó. En 2018 cuando se nos cerraron los mercados fuimos al Fondo que es el prestamista de última instancia para los países. Evitar un default para nosotros era muy importante, creo que buena parte de los problemas que tiene la Argentina es el no cumplimiento de los contratos y el default fácil. Los países crecen porque invierten y para eso el cuidado del crédito público es fundamental. Con el programa pudimos reducir el déficit fiscal, pasando de déficit comercial a superávit comercial y llegar con un riesgo país a las PASO de agosto de 2019 de 850 puntos básicos. Es el programa que hicieron Portugal, Jamaica, Uruguay, Ucrania y Egipto. Y funciona.

– Llegaron las PASO de 2019 y no anduvo lo del Fondo. La inflación era más alta.

– Si digo que voy a incendiar la casa como hizo este gobierno y la casa se incendia, bueno, es evidente que la casa se quema. ¿Hay que echarle la culpa al que estaba en la casa o al que dijo “voy a reestructurar la deuda y pagarle a los jubilados con Leliq”? Decir que el programa no funcionó porque lo mataron cuando empezaba a funcionar es epistemológicamente incorrecto. Creo que esta administración tenía una oportunidad enorme de aprovechar lo que habíamos hecho y decir “nos parece bien converger al equilibrio fiscal pero queremos hacerlo en vez de bajando el gasto aumentando impuestos”, algo que no coincido, pero creo que les hubiera ido mucho mejor con esa visión. El programa no estaba caído e incluso Argentina podría haber ido al FMI cuando empezó la pandemia a pedir al FMI el resto del desembolso del programa.

– Si el programa con el FMI funcionaba como dice, ¿por qué no lo favoreció a Macri?

– Lo que ratifica el hecho de que no era un programa electoralista. Decidimos que teníamos que hacer lo que era necesario para que la economía volviera a estar bien y así hicieron México y Portugal. No se puede hacer economía desde el Ministerio pensando en el mes o trimestre que viene. ¿Nos tocó perder? Sí, pero uno no llega al Gobierno para ganar elecciones.

-¿Cree que para el FMI fue un programa exitoso?

– Evidentemente el organismo hubiera querido que termine de rendir sus frutos y para ella necesitaba responsabilidad institucional de la oposición. No conozco la opinión institucional del FMI. Sí la personal de los funcionarios de nuestra época que se lamentaron la falta de tiempo. Y es lo que Argentina necesita, cuentas públicas en orden.

– El Gobierno dice que se equivocó porque les otorgó el préstamo muy alto, US$ 50.000 millones

– El FMI es un organismo creado para asistir a países que enfrentan problemas. Fue el mundo el que decidió apoyar con ese volumen a la Argentina.

– Pero pudo haberse equivocado ex post.

– Sí. Pero fue una decisión sobre un programa apoyado en un país que iba en la dirección correcta, que hacía las políticas adecuadas. El programa que solicitó Argentina y otorgó el organismo fue correcto.

– ¿Piensa que en el marco de ese programa se pudo haber reestructurado la deuda, volver a los controles de cambio y evitar las devaluaciones que hubo después de abril de 2018?

– Para nosotros fue siempre muy importante la defensa del crédito público. Y en cuanto al régimen de control de cambios en mi opinión es disfuncional.

– Que empezó con Macri.

– Pero sólo cuando se supo que venía un gobierno que reinstauraría el control de capitales. Es muy difícil que venga inversión externa en el largo plazo con un esquema de este tipo. Sirve de manera transitoria, ante un shock grande, pero luego hay que pensar en cómo se sale. De ninguna manera puede ser un esquema permanente.

– ¿Por qué no habló con los medios en este tiempo?

– Fueron tres años duros en la función pública, agotadores. Además creo que cuando uno sale de la función pública es bueno dar espacio al que viene. De entrada no coincidí con las cosas que el Gobierno estaba haciendo pero decidí callar. Hoy creo que una buena parte de la población cree que las cosas que estábamos haciendo iban en la dirección correcta y nuestro norte era el adecuado.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA