Cepo a la carne: ahora el oficialismo se alineó a favor de levantar casi todas las barreras a la exportación

El cepo a las exportaciones de carne ya es, casi,  la crónica de una muerte anunciada. En las últimas horas se sumó el aval de Cristina Kirchner para dejar atrás esa medida, aunque la propia vicepresidenta la había destacado casi como un slogan de campaña tres días antes de las PASO. Las elecciones primarias, está claro,…

cepo-a-la-carne:-ahora-el-oficialismo-se-alineo-a-favor-de-levantar-casi-todas-las-barreras-a-la-exportacion

El cepo a las exportaciones de carne ya es, casi,  la crónica de una muerte anunciada. En las últimas horas se sumó el aval de Cristina Kirchner para dejar atrás esa medida, aunque la propia vicepresidenta la había destacado casi como un slogan de campaña tres días antes de las PASO. 

Las elecciones primarias, está claro, fueron un cimbronazo en todo sentido para el oficialismo, y este tema, que se defendió con uñas y dientes frente a los reclamos de toda la agroindustria durante meses, ahora es uno de los ejes de realineamiento hacia los comicios del 14 de noviembre.

Aunque todo el Gobierno teme dar una noticia de impacto negativo entre los consumidores, a los que se ha priorizado hasta ahora frente al sector productivo, ya está decidido que se anunciará una importante flexibilización del cepo que afloje la tensión con la agroindustria.

Todo indica que se facilitará la exportación de las vacas de conserva que prácticamente no tienen consumo interno pero si demanda desde China. Hoy no está prohibido ese destino, pero como se trata de cortes de menor valor, se relega en las exportaciones que tienen un límite del 50% respecto del año pasado.

En rigor, hoy está autorizado más de la mitad del volumen de 2020, porque tienen permisos especiales algunos cupos a Europa (Cuotas Hilton y 481), Estados Unidos, Colombia e Israel. Y ahora se proyecta habilitar un cupo de 5.000 toneladas para exportar a China. Así, en el Gobierno argumentan que a fines de año se llegará a un 80% de los niveles récord de 2020. Seguirían prohibidos hasta fines de año siete cortes de mayor consumo local: asado con o sin hueso, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío.

En el Frente de Todos creen que pueden recuperar votos en la zona central del país y en la Mesopotamia, regiones en las que la ganadería y la industria frigorífica son pilares de la actividad económica. Más allá del impacto general en toda la cadena de ganados y carnes, varias ciudades medianas de Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa, Buenos Aires, Corrientes y Corrientes, fueron particularmente afectadas por las restricciones exportadoras.

En ese sentido, Julián Domínguez analiza el tema desde que fue designado, e incluso lo habló con dirigentes agropecuarios antes de tener el poder formal, al invitarlos al acto de asunción en la Casa Rosada.

Y en la última semana recibió a diversos gobernadores que, como la vicepresidente, habían defendido el cepo y ahora piden su liberación. Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Sergio Zilliotto (La Pampa) son los que muestran un mayor contraste de criterio respecto de sus posturas anteriores a las PASO. Pero también presionan otros oficialistas como Omar Perotti (Santa Fe), Raúl Jalil (Catamarca) y el justicialista independiente Juan Schiaretti (Córdoba).

Un momento clave será la reunión que el martes a la tarde, en el ministerio de Agricultura, Dominguez tendrá con la Mesa de Enlace. Se había previsto esa reunión para el lunes, pero como ese día se hará la reunión del consejo federal de ministros agropecuarios, el suspenso se extendió por 24 horas.

En el afán de renovar el aire político, Dominguez busca una foto amable con Carlos Achetoni (Federación Agraria), Nicolás Pino (Sociedad Rural), Jorge Chemes (CRA) y Elbio Laucirica (Coninagro). Pero si bien el encuentro genera expectativa en la dirigencia del campo, avisaron que no se quieren prestar a una foto sin que haya definiciones. Por eso, confían que el martes no saldrán de la reunión con las manos vacías.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA