Según los médicos que hicieron la autopsia, Pérez Volpin no padecía ninguna enfermedad y su muerte fue “violenta”

También dijeron que las maniobras de reanimación eran las adecuadas “pero no resutlaron efectivas”. Dos ingenieros declararon que el endoscopio “no funcionaba correctamente”.

Según los médicos que hicieron la autopsia, Pérez Volpin no padecía ninguna enfermedad y su muerte fue “violenta”

También dijeron que las maniobras de reanimación eran las adecuadas “pero no resutlaron efectivas”. Dos ingenieros declararon que el endoscopio “no funcionaba correctamente”.